Viajo sin salir de casa

Autor: Mateo Maté

La peculiar mirada del artista Mateo Maté nos recuerda el poder de la memoria, la fantasía y la observación para abrirnos nuevos horizontes y disfrutar sin límites del mundo que nos rodea.

Un libro es, sin duda, una forma de traspasar fronteras. Abrir la primera página es embarcarse en un viaje, pues ese espacio finito encierra una aventura infinita. Y Viajar sin salir de casa alberga en su interior unas evocadoras imágenes y unos textos rebosantes de sabiduría y lirismo que nos sumergen en un recorrido por parajes tan cercanos como desconocidos: el mundo de las cosas pequeñas que llenan una habitación, un mundo dentro del mundo que, en su insignificancia, contiene todos los significados. Creado durante el periodo del confinamiento por el COVID, que espoleó la imaginación de uno de nuestros artistas conceptuales más reconocidos, éste es también un homenaje a todos esos niños que nos han recordado, con una sonrisa, lo verdaderamente importante de la vida. Y también a los padres que leen y que les leen, porque ellos son los que les enseñan a viajar, a vivir.

Reseñas

«Un artista que se atreve a remover los ideales clásicos de belleza».
Babelia, El País.

«Hace tiempo que empecé a desconfiar de lo que me llegaba de fuera, por lo que comencé a hacer un mapeado de mi propio territorio». Mateo Maté.

Extracto

Dicen los sabios orientales que un hombre no necesita salir de su choza para conocer el universo entero. Muchas son las circunstancias que, a lo largo de nuestras vidas, nos pueden llevar a tener que vivir aislados. Tal vez nunca olvidemos los días, los meses, que, por un motivo u otro, tuvimos que pasar recluidos, esas horas en las que el reloj parecía pararse y, sin embargo, el tiempo transcurría demasiado rápido. En "Viajo sin salir de casa", Mateo Maté nos recuerda que estar confinado no tiene por qué ser un impedimento para viajar con la imaginación. A través de unas evocadoras imágenes y unos textos rebosantes de sabiduría y lirismo, el artista nos propone una aventura por parajes tan cercanos como desconocidos. Nace así el mundo de las cosas pequeñas que llenan una habitación, un mundo dentro del mundo que, en su insignificancia, contiene todos los significados. Sólo los niños y los grandes maestros no han olvidado que, en palabras de Shakespeare, uno puede «estar encerrado en una cáscara de nuez y sentirse rey de un espacio infinito».

Otras ediciones del libro

Otros libros de la colección