Megan Hunter explora la metamorfosis del adulterio

Un cuento de hadas oscuro y ferozmente contemporáneo. Esa es la propuesta que Megan Hunter trae en su nuevo libro, La arpía (Vegueta), recién llegado a las librerías. Tras el aplauso de la crítica por su anterior novela, El final del que partimos, también publicado por Vegueta, la de Manchester se centra ahora en temas como el matrimonio, la infidelidad y sus represalias.

“Todo vino tras reflexionar en la naturaleza de la venganza, en lo que significa perdonar a alguien y, también, en todo lo opuesto al perdón”, explica la escritora a La Vanguardia. El resultado es la historia de Lucy, una mujer que ha renunciado a su vida profesional para dedicarse a sus hijos hasta que un desconocido la avisa de que su pareja tiene una aventura con su marido. Toda esta situación “cambia a Lucy en todas sus formas […] Los actos de venganza le permiten aprovechar años de ira y dolor enterrados, hasta que el hecho de la infidelidad ya no es tan central”.

La autora reconoce que “para la mayoría de personas, la infidelidad no es algo fácil de sobrellevar. Casi siempre es una situación muy complicada que involucra emociones muy enredadas y, como ocurre con todas las grandes pérdidas, puede llevarnos a un lugar emocional muy crudo, a una pérdida de control casi infantil, así como a una desafiante sensación de injusticia”.

Leer artículo completo en https://www.lavanguardia.com/libros/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *